Tecnología

Noticia: Implantar internet en la España Vaciada: una nueva oportunidad de negocio

Los municipios y pueblos más pequeños de España y que conforman la “España vaciada”, constituyen un escollo a la hora de ramificar las…

Publicado el 19 de Abril de 2022

|

0 comentarios

19/04/2022

|

0 comentarios

Los municipios y pueblos más pequeños de España y que conforman la “España vaciada”, constituyen un escollo a la hora de ramificar las redes de fibra y la cobertura móvil. De hecho, no es ningún secreto que nunca ha sido una prioridad para las grandes compañías de telecomunicaciones.

La realidad es que, en efecto, implantar Internet de alta velocidad en estas localidades es muy costoso, lo que implica que las operadoras no inviertan de forma prioritaria en tal premisa al no haber rentabilidad. Tal hecho, concluye en una diferencia palpable al evaluar la conexión de Internet entre las grandes urbes y las zonas rurales, contrastando notablemente con el dato que España es uno de los países líderes en toda Europa en materia de conectividad (datos de la última edición del Índice de Economía y Sociedad Digital de la Comisión Europea).

Conexión a internet y población alcanzada

Los datos que el Ministerio de Asuntos Económicos y Transformación Digital han publicado son bastante claros. Según sus números, la cobertura de banda ancha ha cubierto, en junio del 2020, el 88% de toda la población española. En las zonas rurales, sin embargo, tenemos que bajar hasta el 63%. Es un porcentaje bajo, sin lugar a dudas, aunque es sustancialmente superior a la media europea rural.

¿Y qué hace falta para incrementar ese porcentaje? Quizás más inversión o más implicación por parte de las operadoras, aunque lo cierto es que cada vez se hace más complicado poder llegar a la población restante. La rentabilidad es muy baja ya, y existe multitud de dificultades orográficas para poder implantar las redes, lo que hace que ese utópico 100% sea prácticamente imposible.

Una nueva oportunidad de negocio

Dada la demanda que hay en las zonas rurales de poder disponer de Internet y la poca prioridad que las grandes empresas le dan a tal hecho, se ha abierto un nuevo modelo de negocio. Se está empezando a ver oportunidades de trabajo para desplegar las redes de fibra o para implementar soluciones satelitales que satisfagan la demanda de los habitantes de la España Vaciada.

El ejemplo práctico lo tenemos con la filial FiberCo que creó Telefónica. Su cometido es desplegar fibra óptica en las zonas rurales de España, aislando su crecimiento y expansión de zonas rurales conectadas a ese departamento. La idea de futuro es que, esta filial, se fusione con otras del mismo sector, con pymes y con autónomos que muestren interés en esta propuesta, de forma que se constituya una especie de organización centrada en conectar la España Vaciada.
Telefónica ya está buscando posibles inversores que deseen participar en el capital de FiberCo, aunque sea de forma minoritaria. Y el horizonte parece ser bastante optimista, pues en Alemania se plantó el mismo método y funcionó de maravilla, desplegándose hasta 50.000 kilómetros de fibra óptica en sus zonas rurales.

Imagen
Implantar internet en la España Vaciada: una nueva oportunidad de negocio

¿Existen o existirán ayudas públicas para fomentar este proceso en la España Vaciada?

Sin lugar a dudas, el desarrollo que se está planteando aquí para conectar la España Vaciada, requiere de una inyección pública para poder animar y dar garantías a los posibles inversores. De hecho, ya existe los fondos europeos de recuperación Next Generation, para tal efecto.

Por otro lado, se lanzó el Programa de Universalización de Infraestructuras Digitales para la Cohesión, cuyo cometido único es mediar y organizar las inversiones del Plan de Recuperación para alcanzar la meta de plasmar un 100% de cobertura de banda ancha en la población.

El año pasado, sin ir más lejos, sucedió la primera convocatoria del Programa UNICO-Banda Ancha. Su término resultó en 250 millones de euros concedidos como ayudas, un valor que constituye la mayor dotación nunca dada en programas de banda ancha. Para el presente 2022, se ha cedido 215 millones.

En lo que respecta a la conexión satelital, el Gobierno dio el visto bueno a una ayuda directa de 400 euros para poder instalar la tecnología requerida que permita al ciudadano acceder a Internet en zonas donde no llegue la banda ancha.
 

Deja tu comentario

(Nunca escribas números de teléfono, email o datos personales. Estos datos son públicos y pueden ser leidos por todos. Aunque administramos lo que se envía, no nos hacemos responsables del uso que se haga de nombres, fechas, direcciones, emails y demás datos personales que se publiquen aquí.)
El contenido de este campo se mantiene privado y no se mostrará públicamente.

Plain text

  • No se permiten etiquetas HTML.
  • Saltos automáticos de líneas y de párrafos.
  • Las direcciones de correos electrónicos y páginas web se convierten en enlaces automáticamente.