Ciudad turística 2021 mejor valorada por los visitantes de Ayuntamiento.es

Nuestro equipo de viajes visitó el municipio de Valle de Losa, una región en la provincia de Burgos que salió vencedor en la encuesta que…

Publicado el 1 de Junio de 2021

|

0 comentarios

01/06/2021

|

0 comentarios

Nuestro equipo de viajes visitó el municipio de Valle de Losa, una región en la provincia de Burgos que salió vencedor en la encuesta que abrimos a todos los lectores que entran en nuestra web. La encuesta solicitaba votar por la localidad turística preferida.

Valle de Losa fue la ganadora con 743 votos (el 16% del total), seguida por Torrijo de la Cañada (561 votos) y Pedroche (203 votos). A continuación, les contamos cómo fue nuestra visita a tan hermoso lugar.

Mapa de la región de Valle de Losa


 

El municipio de Valle de Losa

El municipio de Valle de Losa está situado en el norte de la provincia de Burgos, lindando su término al norte con Mena y Álava; al sur también con Álava y Tobalina; al este con la Junta de Villalba de Losa; y al oeste con la Junta de Traslaloma y Medina robada por este municipio en los años 80.

El municipio se abre a 215 km² de extensión, albergando una población de unos 600 habitantes.

Sin embargo, lo que más curiosidad suele despertar Valle de Losa, es que es un municipio compuesto por 22 entidades locales que -de alguna forma- tiene consideración de localidad (aunque no es así). Dichas entidades son:

  • Aostri de Losa
  • Barriga
  • Calzada
  • Castresana
  • Castriciones
  • Fresno de Losa
  • Lastras de la Torre
  • Lastras de Teza
  • Llorengoz
  • Mambliga
  • Quincoces de Yuso
  • Relloso
  • Río de Losa
  • San Llorente
  • San Martín de Losa
  • San Pantaleón de Losa
  • Teza de Losa
  • Villabasil

El Ayuntamiento de todo el Valle de Losa se encuentra ubicado en Quincoces de Yuso, concretamente en el paraje conocido como "El Cañón". No en vano, en dicha localidad menor se aglutina el grueso de la población de todo el Valle de Losa, con casi el 40% del total.

La localización geográfica de Valle de Losa es muy singular, pues forma parte de la cuenca mediterránea, estando al sur de la divisoria con la cantábrica. En la frontera oriental del municipio está el Monumento natural conocido como Monte Santiago.

El río más relevante del lugar es el Jerea, un afluente del Ebro que nace en la Sierra Carbonilla, próximo a la localidad de Relloso. Atraviesa el municipio de norte a sur pasando por Quintanilla La Ojada y Merindad de Cuesta-Urria hasta su desembocadura.

Su vegetación está dominada por el tipo de agricultura que se practica, con un 60% de secano y un 40% de regadío. Las zonas más altas, ubicadas al norte, tienen suelos alfombrados de bastos prados para pasto y bosques de pinos, robles y encinas, destacando los afloramientos de roca caliza. Por el contrario, en la parte más baja del valle que se encuentra bañada por el río Nabón y se practica el cultivo de los cereales, existen bosques repletos de matorrales, vegetación tupida y zonas verdes recubriéndolo todo.

Historia de Valle de Losa

Los yacimientos arqueológicos del lugar han aportado grandes e importantes revelaciones acerca de la historia de Valle de Losa. De hecho, se sabe que el lugar estuvo habitado desde la Edad de Hierro tras encontrarse varios restos fechados de esa época.

Sin embargo, los hallazgos más numerosos han sido los correspondientes a la época prerromana. Hay yacimientos en Fresno de Losa, Lastras de la Torre, Río de Losa, San Pantaleón de Losa, Villaluenga y Oteo, amén de los restos de castros localizados en altura y los campos tumulares.

Históricamente, se tiene constancia de cómo los romanos construyeron dos vías que atravesaban el lugar, una de este a oeste, y otra que unía los pasos del Ebro desde el desfiladero de La Horadada. Una de las pruebas más palpables de tal hecho es el pueblo de Calzada, además de los muchos vestigios que se han ido encontrando a lo largo del trayecto. Las vías romanas se cruzaban en la proximidad de la entidad menor de San Llorente, un lugar donde los yacimientos romanos han brotado por doquier. Destacar también los vestigios habidos en otros pueblos, como en San Martín de Losa, donde el hallazgo de un mosaico indica la existencia de una villa romana del siglo V.

Primeras impresiones en Valle de Losa

Tranquilidad y comunión con la naturaleza, esa es la primera impresión que nos embriaga nada más poner un pie sobre la zona. Toda la zona conforma un peculiar oasis de naturaleza y clima comunes, pero que se combinan para sintetizar una sensación de cercanía e incluso magia.

El divisar las sorprendentes formas geológicas que se alzan en el territorio, como la fotogénica peña sobre la que se asienta la enigmática iglesia románica de San Pantaleón de Losa, contribuye a que se estimule nuestra curiosidad por querer ver más, por querer recorrer cada rincón de esta región.

Encontramos varios senderos que se sumergen en los álgidos montes del lugar, unos caminos que trascienden por lugar remotos donde la naturaleza es la protagonista. Todo allí es muy silvestre, muy afín a lo silvestre, y no nos sorprender saber que es el sector primario el predominante. Los amplios prados se abren acariciados por una brisa controlada merced a las colinas que rodean el valle, creando un cuadro de inmensidad que nos engulle y nos da paz. Es como ver un lienzo de Sorolla, donde el realismo plasmado despierta una sonrisa de sorpresa sobre nuestros ojos.

No es fácil describir Valle de Losa sin obviar algún detalle, aunque no nos equivocamos si resumimos nuestra estancia allí como uno de los mejores regalos que hemos podido experimentar siendo turistas.

Nuestra visita a cada entidad menor del Valle de Losa

Aostri de Losa

Barriga

Calzada

Castresana

Castriciones

Fresno de Losa

Lastras de la Torre

Lastras de Teza

Llorengoz

Mambliga

Quincoces de Yuso

Relloso

Río de Losa

San Llorente

San Martín de Losa

San Pantaleón de Losa

Teza de Losa

Villabasil

Monumentos de Valle de Losa de interés

Ermita de San Pantaleón de Losa

Esta ermita tiene un claro estilo románico. Está considerada una de las obras más bellas y originales del arte románico en Burgos. Forma parte de una leyenda que la relacionan con haber sido un lugar donde reposó el Santo Grial durante varios años.

Dicha ermita se encuentra en lo alto de una colina con forma de proa de barco, quizás el promontorio más fotografiado de todo el Valle de Losa.

La planta interior de la ermita es cuadrada y está coronada por una cúpula a gran altura, sostenida por cuatro arcos apuntados. El presbiterio se encuentra elevado respecto de la nave1 y está cubierto por una bóveda de medio cañón. Los capiteles del arco del triunfo están decorados con grifos y motivos vegetales. El arco toral se asienta también sobre capiteles decorados con grifos y un dragón que devora a un hombre.

La Torre en Lastras de la Torre

Considerada como Bien de interés cultural, está fechada en el siglo XIV. Es de estilo gótico y se le atribuye que la entidad menor de Lastras de Torre reciba dicho nombre.

La torre se conserva medianamente bien, pudiéndose identificar aún las saeteras y lo que parece adivinarse como la puerta de acceso.

Torre en Río de Losa

Se trata de una torre de planta rectangular edificada usando mampostería en su totalidad. Su amplio tejado tetraédrico está conformado con sillares en vanos. La torre ha sido modificada para su conservación, manteniendo los arcos y sillares originales tal cual eran.

Esta torre también está considerada como Bien de interés cultural, y está vinculada a los Vivanco-Angulo-Ortíz. Se ha fechado que es del siglo XIV y que fue alzada por Juan Sánchez de Angulo. Destacar que en el siglo XIX, sufrió varias reformas para adaptarla a su nueva función: ser un seminario.

De entre los detalles y ornamentos más notorios, destacar sus sólidas paredes de mampostería, las aspilleras y el escudo heráldico que gobierna en la fachada.

Torre en San Llorente

El nombre original de este monumento es castillo de Jarrubia, aunque se le conoce como Torre de San Llorente por que solo queda visible una torre.

El abandono de este Bien de Interés Cultural sucedió en el siglo XIV, según se recoge en unos escritos, tras azotar el lugar una epidemia de peste letal. En los alrededores de la torre, y confirmando lo que sería el castillo, se pueden adivinar vestigios de iglesias y de un torreón.

Torreón en San Llorente.

Este torreón rectangular se alza a 14 metros de altura por 10 metros de base, ostentando un grosor en las paredes de casi 1 metro. Está elaborado todo en mampostería típica del siglo XIV. Sus molduras aún reflejan el arte renacentista, y sus amplios ventanales están predominados por el arco carpanel.

El piso más alto aún conserva las saeteras y su tejado está construido con tejas en pico para soportar las numerosas lluvias del lugar. Actualmente, el torreón se ha adaptado para un uso más campesino, un hecho notorio en el exterior, aunque su estructura se mantiene prácticamente impoluta.

Se deduce que este Bien de Interés Cultural era una torre­palacio perteneciente a la familia de los Salinas que llevaron los apellidos Salazar y Hurtado de Mendoza.

Villa Romana de "los Casarejos".

Esta zona arqueológica fue declarada Bien Cultural Protegido el 25 de noviembre de 1993. Es una villa romana que se mantuvo habitada hasta las primeras invasiones bárbaras del siglo V. Entre sus vestigios se ha encontrado restos de la sala fría y el sistema de calefacción romana en varias de las habitaciones.
Numerosos mosaicos pueden verse decorando en varias de las estancias, todos ellos reflejando motivos geométricos y vegetales.

 

 

Deja tu comentario

(Nunca escribas números de teléfono, email o datos personales. Estos datos son públicos y pueden ser leidos por todos. Aunque administramos lo que se envía, no nos hacemos responsables del uso que se haga de nombres, fechas, direcciones, emails y demás datos personales que se publiquen aquí.)
El contenido de este campo se mantiene privado y no se mostrará públicamente.

Plain text

  • No se permiten etiquetas HTML.
  • Saltos automáticos de líneas y de párrafos.
  • Las direcciones de correos electrónicos y páginas web se convierten en enlaces automáticamente.